domingo, 14 de febrero de 2010

Graciosas cuchilladas

No hay mujer honrada que en el fondo no envidie a la que no lo es.
Marques de la Rochefoucauld



La mujer es el único monumento que ve sus propias ruinas.



El hombre piensa. La mujer da que pensar.

1 comentario:

Eduardo Simon Chávez dijo...

dejar de chupar, dejar de salir dejar de fumar ha hecho que se te salgan las letras masomenos ordenadas.