miércoles, 24 de marzo de 2010

Turismo Alternativo para una Ciudad Vetusta

La inversión en el mercado de infraestructura y edificaciones es muy importante y moderniza nuestro país, además disminuye el déficit cualitativo y cuantitativo en construcción.
Eso esta muy bien. Yo lo aplaudo y grandes cantidades de ciudadanos apoyan las adecuadas modificaciones a las ciudades del Perú, densificando barrios, aumentando la altura de edificios, etc. Un ejemplo claro se da con la consolidación del distrito de San Isidro como centro financiero.
Hoy se ve a Lima y a muchas ciudades del Perú como sociedades pujantes con visión de futuro y eso interesa a los extranjeros para invertir.

También se habla de nuestras características peculiares que hacen del Perú un pais que puede ofrecer muchas realidades, muchos climas, muchas especies biológicas, muchas culturas, etc. La ciudad del Cuzco es nuestra bandera en el extranjero, en segundo lugar la Cuenca del rio Amazonas. Es otra fortalea que tenemos y venimos trabajando pra impulsarla y recibir el interés del exterior.

El problema surge cuando las autoridades confunden conceptos y mezclan turismo a partir de una ciudad globalizada, moderna. Y es que suponen que un turista de dinero (pongamos que sea europeo o norteamericano) viajará miles de kilómetros y gastará dinero en ver grandes centros comerciales tipo Ripley, Plaza Lima Sur, etc., buses a gas (El Metropolitano), edificios de oficinas con fachadas de vidrio tipo Muro Cortina, torres de cemento y aire acondicionado, etc. etc.

Ellos vienen a ver lo que no tienen en su moderna, desarrollada y tecnológica ciudad.
Ellos vienen a ver lo raro, lo único, lo singular, los mitos, la esencia de lo peruano.
Ellos vienen a ver lo que hicieron nuestros ancestros amazónicos o serranos y lo que el peruano construyó a partir del siglo XVI (iglesias, monumentos, museos, arquitectura republicana, artesanía, etc.).
Los de dinero (no los jóvenes o mochileros que buscan generalmente juerga en Miraflores) solo pisan un Saga Falabella para comprarse unas nuevas zapatillas si es que se les ha roto de tanto caminar y fotografiar zonas antiguas como El Rímac, El Cercado de Lima, Caral, etc.
Los balcones del centro de Lima, los monumentos y edificaciones antiguas del centro de Lima, lo multicolor del cerro san Cristobal, las fiestas patronales, el ecoturismo en Andahuaylas, las caminatas por el Colca, etc. es lo interesante de Lima, y de toda ciudad antigua. Eso vienen a ver los turistas. Sin embargo muchas autoridades ignoran o malevolamente  se hacen los desinformados y destruyen o deforman justamente eso mismo que hace nuestra esencia, eso que el extranjero viene a fotografiar incansablemente por lo diferente a lo que de su ciudad y por el interés que les genera.
Es el poder del dinero, que demuele una casona de inicios del siglo XX y hace un edificio de veinte pisos para vivienda, modificando el perfil de la calle, generando un inadecuado impacto ambiental al llenar de autos esa pequeña y antigua calle por donde antes se cuadraban 10 autos (y hoy se quieren cuadrar 100).

El edificio con ínfulas del primer mundo:  aire acondicionado interior, estructras de acero, muros de dry wall, superficie exterior vidriada, pantallas planas y decoración estilo minimalista o de alguna corriente del hemisferio norte (desde R. Rodgers hasta Zaha Hadid) que con tanto interés enseñan a estudiantes de arquitectura y con tanto ímpetu construyen ingenieros y arquitectos, se repite en todo el mundo miles de veces. Esto se tiene en cualquier parte del mundo. Lo otro solo existe en el Perú. Sin embargo, cada vez "salen al mercado" más y más técnicos cuyo afán es el lucro (propio del mundo capitalista). Donde ven una casona tradicional, vetusta, abandonada la demuelen en el acto para construir algo en poco tiempo que genere ganancias  económicas (por ejemplo, hacer un supermercado adornado de decenas de planchas de fibrocemento iguales, decenas de metros cuadrados de losetas iguales, inmensas plantas libres, inmensos carteles de neon, etc.).

Se sabe que Lima tiene dentro de sí muchas sociedades y por lo tanto muchas mini ciudades (entre ellas los Conos como le dicen algunos).


Lima Vetusta

Cementerio de Carros - Bill Caro






Fachada -Bill Caro



En Lima hay también edificaciones, elementos o zonas olvidadas, antiquisimas, interesantisimas, inspiradoras (como las que plasma el pintor nacional Bill Caro que muestra esa vetustez, genialidad y originalidad de esas zonas, calles y edificios singulares y abandonados) creándose una alternativa más de turismo temático. Es decir, otra opción frente a los típicos circuitos barranquinos, miraflorinos o san isidrinos.
Yo mismo he podido visitar bizarros circuitos turísticos en otros paises. Todo muy seguro.
Estos tours se pueden agrupar por temas. Algunos que se me vienen a la cabeza, pueden ser:

1. Un tour acerca del oficio mas antiguo: Una mirada a las casas y barrios de prostitución mas emblemáticas, donde acudieron personajes notables y no tan notables de Lima.
Jr. Huancavelica (Cercado de Lima), en Av. Arica (Breña), en Jr. Renovación (La Victoria), etc.
Portal de Botoneros, Amazonas, Cailloma, Billingurst (Cercado de Lima), etc.-1800-1950
Renovación, 28 de Julio, Bauzate y Mesa (La Victoria), etc.  1930-1950
Av. Mexico, alrededores del cerro El Pino (La Victoria), kilómetro 5 y 6 de la Carretera Central (Ate) - 1960-1970
Av Argentina/Av Centenario /Callao) 1960-actualidad

2. Tour de comidas y bebidas: Una mirada a esas cantinas, restaurantes, huariques y bares populares donde se dieron diferentes anécdotas con personajes famosos.
El bar Queirolo (Camana y Quilca-Cercado de Lima y San Martin-Pueblo Libre), la tienda Carbone (Ancash y Camana-Cercado de Lima), el bar Cordano (Pescaderia y Carabaya-Cercado de Lima), el bar Zela (Nicolas de Pierola-Cercado de Lima), el Restaurante Suizo y el Restaurante El Mar (Playa La Herradura-Chorrillos), el Chifa San Joy Lao (Barrio Chino-Cercado de Lima), el bar Juanito (Grau-Barranco).

3. Tour de los enamorados (por si acaso no estoy pensando en el Parque del Amor, sino mas bien en lugares donde hayan habido sucesos "diferentes" en el que el amor romantico y no tan romantico haya sido el protagonista). Por ejemplo la esquina entre Diagonal y Schell, en Miraflores donde un hombre siempre se encontraba con su amada, hasta que ésta un día dejó de ir debido a que había fallecido en un trágico accidente. No se si él supo o si nunca lo quiso saber, pero siempre se le veía caminando de un lado al otro, angustiado, viendo su reloj, esperando a su amada. Años estuvo todos los dias desde horas de la tarde esperando a su amada en esa misma banca de la esquina donde siempre se encontraron. A finales de los 80s lo veía cuando pasaba en el Volkswagen de mi papa, ya anciano, con su terno beige y viendo siempre su reloj, buscándola con su mirada hacia el Parque Kennedy.

4. Tour policial.
En la casona de dos pisos de la esquina junto al Palacio de Gobierno (en la misma vereda del Restaurante Cordano) hubo en los 1920 uno de los más grandes asesinatos y uno de los mcasos mas sonados en los diarios de la época.

1 comentario:

Epicureo dijo...

Me parece interesante esa idea de hace un tour por los barrios donde habia putas. Pero con una guía que conozca el tema. Sería un gol.